¿Qué es un área marina protegida?

Áreas marinas protegidas y figuras de protección del espacio marino

En el medio marino, las reservas y diferentes figuras de protección del espacio marino desempeñan un papel fundamental en la protección de la biodiversidad en la zona litoral y también —aunque por ahora más escasamente— en la plataforma continental y en una parte del talud.

Las reservas marinas tienen una gran importancia ecológica, porque pretenden recuperar un ecosistema a corto plazo, y conservarlo a largo plazo. Además, pueden tener una capital importancia social y económica, puesto que en muchas zonas protegidas se combinan los usos tradicionales, como ciertos tipos de pesca profesional —aunque con restricciones—, con usos turísticos. En los espacios naturales protegidos, las especies pueden encontrar las condiciones necesarias para vivir y desarrollarse más tranquilamente, lo que a su vez favorece la dispersión de nuevos individuos hacia zonas cercanas más degradadas y más sometidas a la presión humana. Pero para que sean efectivas, las áreas protegidas han de tener las dimensiones adecuadas y estar suficientemente cerca las unas de las otras para asegurar el mantenimiento idóneo del número de individuos de varias especies —sobre todo en las poblaciones de organismos explotados comercialmente— que permita disponer de unas poblaciones renovables y sanas. Si bien en una reserva marina no aumenta siempre significativamente el número de especies, sí que propicia que los animales que viven en ella sean más grandes. Este fenómeno se denomina efecto reserva.

Además de la importancia de la preservación de las especies y de los ecosistemas marinos, las áreas protegidas y las reservas marinas contribuyen, a corto y a medio plazo, al incremento de las poblaciones de muchos organismos marinos y de la productividad de las aguas.

Fuente: elmarafondo.com
Imagen: Semarnat. www.gob.mx